El sueño de una noche de verano.

Ella lo llamó el príncipe desde el primer momento, él la coronó reina en el sueño de una noche de verano. Una pareja distinta. Ella es un torbellino de ilusiones y felicidad, él es la tranquilidad y el buen hacer, juntos formarán un matrimonio para el resto de sus vidas, lo celebraron en un lugar increíble para los sentidos y el deleite de sus amigos, una noche mágica. Un abrazo amigos y a todos los que volví a encontrarme que siempre es un gusto estar con vosotros. Felicidades

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: