La ventanita cada vez se hizo más grande.


La ventanita cada vez se hizo más grande.
Nos fuimos a Lucena a contar una historia cargada de sentimientos entre dos personas que sólo quieren ser felices. María José me contaba que Félix llegó a su vida para salvarla y hacer que su ventanilla cada vez fuese más grande, ella se lo pidió a su madre y ella una vez más la volvió a cuidar desde el cielo para que fuese feliz.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: